Seleccionar página

Vitamina C

Por: Àngels Vilá, Facialista.

Seguro que has oído a hablar de la vitamina C cientos de veces y que te han recomendado incluirla en tu rutina otras tantas. La vitamina C es un ingrediente cosmético de los más conocidos y siempre está de moda.

Su fama se debe a sus múltiples beneficios y por eso se utiliza mucho en la industria cosmética.

  •  Es un gran antioxidante: combate los radicales libres y, por lo tanto, ayuda a frenar el envejecimiento cutáneo. También ayuda a combatir la oxidación causada por la radiación solar, lo que no quiere decir que no sea necesario usar un protector solar.
  • Es despigmentante: ayuda a reducir las manchas, unificar el tono y proporcionar luminosidad a la piel gracias a su capacidad de interrumpir la formación de melanina, que es la encargada del color de la piel.
  • Colágeno y vitamina C van de la mano. Esta vitamina contribuye a tener una piel más firme y elástica, ya que potencia la producción de colágeno y elastina.
  • Mejora la hidratación de la piel y por ello, previene y mejora el aspecto de las arrugas y las líneas de expresión.

    Forma cosmética y derivados

    La vitamina C se puede encontrar con distintas formas, siendo el ácido ascórbico, y concretamente, el ácido L-ascórbico su forma más pura y activa. Sin embargo, esta forma no es apta para todas las pieles ya que se tiene que formular con un pH bajo, alrededor de 3,5, para que sea estable y eficaz, lo que puede provocar irritación en las pieles más sensibles. Por eso se han creado varios derivados de la misma, que sean estables, y que puedan aplicarse en diferentes tipos de piel. Algunos de ellos puedes encontrarlo en el INCI de un cosmético como ascorbyl palmitate, sodium ascorbyl phosphate, magnesium ascorbyl phosphate, etc.

    ¿La vitamina C es fotosensible o fotosensibilizante?

    Uno de los grandes mitos cosméticos. La vitamina C es fotosensible, es decir, es vulnerable a la exposición a la luz y al aire y se oxida fácilmente. Por eso es importante que esté envasada en tubos opacos, envases sin aire o con dosificador que ayudan a mantener sus ingredientes estables y no pierda sus propiedades.

    Aprovecho para recordarte la diferencia entre fotosensible y fotosensibilizante. Un ingrediente es fotosensibilizante cuando puede tener consecuencias negativas sobre la piel con la radiación solar, provocando irritación, rojeces, manchas, etc. La vitamina C es fotosensible pero no fotosensibilizante, por lo tanto, se oxida ella misma pero no oxida tu piel.

    Cómo debes incluirla en tu rutina cosmética

    Hay discusiones sobre si es mejor aplicarla por la mañana o por la noche. Mi recomendación es usarla por la mañana ya que gracias a su potente acción antioxidante te protege contra la radiación UV, la contaminación, etc.

    Normalmente encontrarás este activo cosmético en formato serum y ampollas. Si es así, debes aplicártelo después de limpiar y tonificar la piel y antes de la crema.

No olvides tomar alimentos con vitamina C

De nada sirve aplicarse tópicamente productos con vitamina C si no cuidamos nuestra alimentación y tomamos alimentos que nos oxidan internamente y contribuyen a que envejezcamos antes de hora, como azúcar, alimentos ultraprocesados, grasas trans, etc.

¿Qué alimentos no deberían faltar en nuestra dieta? Algunos de los más ricos en vitamina C son los pimientos, la guayaba, los cítricos, los frutos rojos, las coles, coliflor y repollo, las espinacas, la papaya, el perejil o los berros, entre otros.

Nuestra selección de productos con vitamina C

Vitamin C Complex de Susanne Kaufmann

Este serum de vitamina C es el resultado tras años de investigación de la marca para conseguir un serum eficaz y que a la vez sea seguro para el uso diario y cualquier tipo de piel.

Está formulado con un derivado de la vitamina C más estable, el ácido 3-O-etil ascórbico, que aumenta la estabilidad y la absorción en la piel sin causar irritación. Además, está combinado con tres hongos y ácido hialurónico para conseguir una piel más luminosa, hidratada, fuerte y rejuvenecida.

El extracto de hongo Albatrellus Confluens ayuda a fortalecer la piel contra los irritantes y tiene un efecto calmante sobre la piel.

El extracto de hongo Reishi es rico en vitaminas, oligoelementos y aminoácidos. Trabaja para fortalecer la piel, es un antioxidante eficaz, refina la apariencia de la piel y también reduce los efectos del estrés epigenético.

El extracto de hongo de nieve es rico en polisacáridos, tiene un efecto antioxidante y proporciona una hidratación duradera para una tez tersa y juvenil. Es casi idéntico al ácido hialurónico en su estructura química.

Este serum de vitamina C y ácido hialurónico es una de las últimas incorporaciones a nuestra tienda y estamos seguras que te gustará tanto como a nosotras.

Intensive Daily Serum with Vitamin C & Kakadu Plum de John Masters Organics

Un serum potente formulado con ciruela kakadu, la fuente de vitamina C más rica del mundo. Este serum ligero está repleto de ingredientes que iluminan la piel al mismo tiempo que reducen la apariencia de manchas oscuras, líneas finas y arrugas. También crea un escudo protector para defenderte de los radicales libres que causan el envejecimiento prematuro.

Es ideal para tratar las manchas faciales de manera habitual. Su carga de antioxidantes le hacen un cosmético perfecto para incluir en una rutina anti envejecimiento.

La ciruela Kakadu, que contiene 50% más de vitamina C que las naranjas, ilumina y ayuda a reducir la apariencia de líneas finas y arrugas.

El aceite de rosa mosqueta, rico en antioxidantes y vitaminas, ayuda a corregir las manchas oscuras e hidratar.

La corteza de álamo temblón exfolia y suaviza para una piel más clara.

Glow Mask de Susanne Kaufmann

Ya te he hablado de esta marcarilla en más de una ocasión, pero deja una piel tan bonita que no puedo dejar de mencionarla.

Esta mascarilla será tu mejor aliada cuando tu piel esté apagada y sin vitalidad. La Glow Mask exfolia la piel delicadamente, ayuda a minimizar la apariencia de los poros y deja una piel suave y lisa gracias al extracto de papaya. A la vez, los extractos de café y jengibre la vigorizan y regeneran para una piel radiante.

Además de contener ácido ascórbico, también contiene otros antioxidantes como el extracto de dátil, que fortalece las barreras protectoras naturales de la piel y estimula su metabolismo.

Si tu piel es de las más sensibles y reactivas, seguramente esta mascarilla no sea para ti.

¿Te gustaría incorporar la vitamina C en tu rutina facial y no sabes cómo hacerlo? Reserva tu Asesoramiento gratuito online para resolver todas tus dudas.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×