Seleccionar página

Piel luminosa

Por: Àngels Vilá, Facialista.

Piel luminosa en un plis para esa cena especial

Con el ajetreo del día a día, muchas veces nuestra rutina facial se convierte en una tarea más que hacer y le dedicamos el mínimo tiempo y atención posibles. Sin embargo, cuando tenemos agendada en nuestro calendario una cena especial, una boda u otro tipo de evento, queremos lucir nuestra mejor versión y que nuestra piel esté radiante.

Para esas ocasiones o, simplemente, para cuando quieras dedicar un poco más tiempo a tu autocuidado y tratar tu piel con más amor, te traemos unas recomendaciones para conseguir una piel luminosa en poco tiempo.

Exfolia tu piel con mimo

La capa córnea, que es la más externa de la epidermis y la que nosotros vemos y podemos tocar, está formada por varias subcapas de células muertas que tienen la función de protegernos del medio externo. Estas células muertas se desprenden con regularidad, normalmente cada 28 días aproximadamente, que es lo que suelen durar los ciclos de renovación celular de la piel. Cuando existe un aumento de la velocidad de producción de las células o una disminución en la de su eliminación, por ejemplo a medida que vamos sumando años, se origina una acumulación excesiva de dichas células provocando un engrosamiento de la capa córnea. En consecuencia, nuestra piel se ve más apagada.

Por eso es interesante exfoliarse la piel con cierta regularidad, ya que, eliminando las capas de más, nuestra piel se verá más luminosa, menos gris y los cosméticos que apliquemos después penetrarán mejor. La frecuencia dependerá de cada persona y de las necesidades y el estado de su piel, pero debería hacerse como máximo una vez a la semana y como mínimo una vez al mes.

Existen diferentes tipos de exfoliantes: mecánicos (los que tienen partículas que rascan), enzimáticos (a base de enzimas de piña y papaya, normalmente) y químicos (hechos a base de ácidos). Debes escoger el tuyo según tu tipo de piel. Por ejemplo, en términos generales, para una piel sensible es mejor un exfoliante enzimático. Un buen parámetro para saber si ese exfoliante es el adecuado para ti es cómo te sientes la piel después, si está calmada o en cambio la notas irritada y está enrojecida.

En este artículo te presento dos exfoliantes que puedes encontrar en la tienda para conseguir una piel luminosa al instante.

El Apricot Face Peel de Irene Forte es un peeling de limpieza profunda y de doble acción, mecánica y química, que ayuda a aclarar y refinar la piel. Por una lado, el polvo de semilla de albaricoque elimina eficazmente las células muertas de la piel mientras que una mezcla triple de alfa hidroxiácidos de uva italiana, manzana y limón purifica e ilumina suavemente.

Cuando tu piel necesite una exfoliación respetuosa pero muy eficaz, apuesta por este producto. Es apto para todo tipo de pieles, incluso las sensibles, como todos los productos de la marca, que están aprobados clínicamente para las pieles más delicadas.

Otro producto que nos encanta es la mascarilla exfoliante Glow Mask de Susanne Kaufmann. Esta mascarilla será tu mejor aliada cuando tu piel esté apagada y sin vitalidad. La Glow Mask exfolia la piel delicadamente, ayuda a minimizar la apariencia de los poros y deja una piel suave y lisa gracias al extracto de papaya. A la vez, los extractos de café y jengibre la vigorizan y regeneran para una piel radiante. Atención! justamente por estos ingredientes tan estimulantes, este producto no sería adecuado para las pieles más sensibles y reactivas.

Es la mascarilla ideal antes de una cena o un evento por su aporte de luminosidad instantáneo. Sentirás la piel revitalizada y radiante.

Combina esta mascarilla con la Moisturizing Mask de la misma marca o con la Pistachio Face Mask de Irene Forte de la que te hablaré a continuación para una piel de alfombra roja.

Dale ese plus a tu piel con una mascarilla

Como te comentaba anteriormente, cuando la piel está exfoliada, el resto de productos que le aplicamos a continuación tienen mayor capacidad de penetración porque hemos eliminado capas, por eso es el momento ideal para aplicarte una mascarilla y beneficiarte al máximo de todas sus propiedades.

Las mascarillas son ese producto extra de nuestra rutina facial que solemos tener un poco abandonado o aparcado porque requieren un poco más de tiempo. No obstante, son nuestras mejores aliadas cuando queremos mejorar el estado de nuestra piel, sin hablar de los beneficios para nuestro bienestar. ¿A quién no le relaja aplicarse una mascarilla y tumbarse en la cama o sofá 15 minutos en silencio o mientras escucha su música favorita?

En la tienda de Trébol Organics puedes encontrar muchos tipos diferentes de mascarillas. Una de nuestras favoritas para conseguir una piel luminosa en un plis es la Pistachio Face Mask de Irene Forte. ¿Qué te parece si te digo que ha sido galardonada seis veces? La verdad es que no es para menos ya que esta clínicamente probado que hidrata la piel durante 12 horas y rellena la piel de inmediato.

Es ideal si sientes la piel fatigada y apagada ya que la deja suave, hidratada y rellena. Está indicada para todo tipo de pieles, especialmente maduras, secas y deshidratadas. Si tienes la piel sensible también puedes usarla ya que está clínicamente aprobada para ese tipo de piel.

Entre sus ingredientes encontramos las fracciones de aceite de oliva y arroz, ricas en nutrientes y antioxidantes, que mejoran la piel. La provitamina B5 ayuda a acondicionar y proteger. Y los aceites de pistacho, semilla de calabaza y aguacate restauran la barrera natural de la piel y la humectan, para una piel suave y flexible.

Otra mascarilla facial que aporta muchísima luminosidad es la mascarilla a base de azafrán Flawless Veil de Ranavat. 

Siguiendo estos consejos y con estos productos, conseguirás una piel resplandeciente para cualquier ocasión.

¿Has probado ya alguno de estos cosméticos? ¿Cómo te cuidas la piel cuando quieres que luzca perfecta?

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×