Seleccionar página

Mini rutinas, maxi resultados

Por: Àngels Vilá, Facialista.

Existen miles de productos cosméticos naturales y orgánicos en el mercado, nos bombardean con anuncios de productos milagrosos por todas partes (revistas, televisión, redes sociales, etc.) y cada vez hay más influencers que te hablan maravillas sobre marcas que están probando. Eso nos puede crear la necesidad de comprar muchos cosméticos que ni siquiera son adecuados para nuestro tipo de piel y que, de hecho, pueden alterarla.

Déjame decirte que en cosmética, como en muchos aspectos de la vida, menos es más. No necesitas rutinas faciales con innumerables pasos para tener una piel sana y bonita, sino una rutina efectiva con productos adecuados a tus necesidades. Además, una rutina sencilla con pocos pasos te permite ser más constante y mantenerla al largo del tiempo sin dificultad.

Pues bien, hoy quiero proponerte dos rutinas sencillas con solo tres productos para dos estados diferentes de la piel.

Para calmar tu piel reactiva

Una piel reactiva es una piel muy sensible que de desequilibra, irrita y altera fácilmente, ya sea por cambios bruscos de temperatura, alimentos picantes, el uso de un cosmético inadecuado o el estrés, entre otras posibles causas.

En pieles en este estado es especialmente importante no usar demasiados productos para que, en caso de producirse una reacción, podamos identificar fácilmente cuál nos la está provocando.

Como en todo tipo de piel, es importante que el limpiador no sea agresivo, pero en una piel reactiva, todavía más. Por eso la Protect + Cleansing Milk de NUORI es una muy buena opción ya que es una leche limpiadora natural que limpia suavemente la piel mientras ayuda a aliviar la sequedad y la deshidratación y sin dejar una sensación grasa. Ofrece protección diaria contra el estrés ambiental y los cambios extremos de temperatura y ayuda a prevenir signos visibles de degradación del colágeno. También disminuye la apariencia de enrojecimiento, inflamación e irritación superficial.

Después de la limpieza, te propongo que utilices un tónico para tonificar, hidratar y recuperar el ph de la piel. Aunque el limpiador sea del mismo ph de la piel, este siempre se verá alterado si nos aclaramos con agua del grifo ya que contiene cloro.

Te propongo el Tonic Soothing de Susanne Kaufmann, que es un tónico sin alcohol ideal para aquellas personas con pieles más secas y sensibles. Te encantará la combinación potente pero suave de flores de manzanilla, salvia, malva, miel y hierba de San Juan. Juntas, reponen los niveles de humedad y promueven la resiliencia de la piel, al mismo tiempo que controlan el brillo para que el rostro quede perfectamente limpio y calmado con un acabado semi mate aterciopelado. También contiene aloe vera para un efecto refrescante, hidratante y antiinflamatorio y ácido hialurónico.

Tras limpiar y tonificar la piel es importante hidratarla para que la piel esté flexible, elástica y preparada para combatir las agresiones externas. Así que como último paso de esta mini rutina te recomiendo la Mon Huilette Cream de Les Huilettes, una crema hidratante de día y noche diseñada sin perfume para hidratar las pieles más sensibles con total seguridad. Sin aceites esenciales, esta crema hidratante facial está especialmente indicada para los momentos delicados de la vida (embarazo, lactancia, alergias e hipersensibilidad). Su fórmula 100% de origen natural, y con una textura de rápida absorción, ofrece una selección de activos esenciales para tener una piel hidratada y redensificada y deja la piel perfecta para aplicar el maquillaje.

Esta crema contiene ácido hialurónico de alto peso molecular que forma una capa protectora en la superficie de la epidermis permitiendo una hidratación inmediata y un efecto redensificante. La caléndula calma la piel, mientras que la manteca de karité la nutre y la granada, la ciruela y el girasol le aportan una alta dosis de antioxidantes.

Recupera la luz de tu piel apagada

Existen múltiples causas por las que tu piel se ve opaca y sin luz: el consumo de tabaco y alcohol, una dieta desequilibrada y pobre en fruta y verdura, emociones negativas, no limpiarse bien la piel, una acumulación de células muertas, falta de hidratación tanto a nivel interno como externo, uso de cosméticos inadecuados, etc.

Sin lugar a dudas, es vital cuidarse a nivel interno para que nuestra piel esté radiante, ya sea con una alimentación adecuada, hacer deporte con regularidad y una buena gestión emocional. A nivel externo, a continuación te sugiero una rutina facial con tres productos que te pueden ayudar a recuperar la luminosidad.

Tras limpiarte la piel, tonifícala con el Lemon Toner de Irene Forte. Este tónico remineralizante ayuda a iluminar, hidratar y purificar la piel gracias a una combinación de aguas florales de rosa y hamamelis, activos hidratantes y un suave complejo de tres alfa hidroxiácidos, que incluye tartárico, málico y cítrico.

Es adecuado para todo tipo de pieles, especialmente cansadas, apagadas y con hiperpigmentación y está clínicamente aprobado para pieles sensibles.

A continuación, aplícate el Serum Anti Aging & Glow de Dafna’s, un serum de ácido hialurónico que trata los signos de la edad a la vez que ayuda a mantener la hidratación, aporta luminosidad y tiene un ligero efecto tensor. Gracias a la jugosidad que deja y como hidrata la piel, ha sido premiado por los maquilladores como el Mejor serum de día en los Premios Atracta Beauty UK.

A corto plazo sentirás la piel fortalecida y visiblemente más suave y uniforme, además de lucir un aspecto más luminoso, radiante y fresco, con un efecto tensor suave inmediato. Con el uso continuado, conseguirás un efecto visible sobre los signos de la edad aumentando la síntesis del colágeno.

Por último, te recomiendo una mascarilla. Las mascarillas no son un producto imprescindible para el cuidado de nuestra piel, pero son un plus de tratamiento y el complemento perfecto para dedicarnos un poco más de tiempo, solo por eso ya vale la pena usarlas.

La mascarilla Revival de Dafna’s tiene una doble acción hidratante y regeneradora. Esta mascarilla detoxifica la piel sin irritarla ni secarla y la deja más suave, radiante, hidratada y recuperada del estrés diario.

Gracias al carbón activo, el ácido hialurónico, los antioxidantes y aceites de su fórmula, hidrata en profundidad y retira todas las impurezas sin resecar la piel, al mismo tiempo que deja la piel muy confortable y luminosa. A largo plazo, la piel se ve con tono más unificado, reduce la apariencia de manchas en la piel y a su vez reduce efectos de polución y radicales libres.

Recuerda que las recomendaciones que puedes encontrar en este artículo son a nivel general y que, si quieres una rutina más personalizada, puedes contactarnos para solicitar tu Asesoramiento gratuito.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×