Básicos

Los Básicos para cuidarte

Cada piel necesita un tratamiento diferente y específico.
Pero existen unos básicos que benefician a cualquier tipo de piel.

¿Quieres descubrirlos?

Paso 1 – Fase 1

la doble limpieza

La doble limpieza consiste en tratar la suciedad acumulada en la piel de la cara por separado. Primero con un aceite o bálsamo desmaquillante y después con un gel o leche limpiadora.

En la primera fase, al utilizar un aceite o bálsamo desmaquillante, ayudas a la piel a retirar el exceso de sebo, la suciedad a causa de la polución, el maquillaje, la protección solar…
Para las que estéis pensado..oh no! mi piel es grasa! ¿Cómo voy a tratarme con un aceite o bálsamo? Pues estás de enhorabuena, por qué hay muchos productos que contienen aceites esenciales muy beneficiosos para la piel grasa. Son capaces de equilibrar la producción sebácea y muchos tienen un efecto antiinflamatorio. Además, con esta limpieza tan profunda, retiras constantemente el exceso de sebo, que tan poco te gusta..

La doble limpieza le viene bien a casi todas las pieles. A la hora de aplicar el producto, es recomendable que des masajes circulares para ayudarle a penetrar, incluso en la zona de los ojos para deshacer la máscara de pestañas y después retirar toda la suciedad con una muselina mojada en agua templada.

Paso 1 – Fase 2

la doble limpieza

En la segunda fase, al utilizar un gel o leche limpiadora, limpias la piel en profundidad y empiezas a tratarla, por que hay muchas limpiadoras específicas, especiales para imperfecciones, deshidratación…

Los beneficios son notables rápidamente. Mejoras la textura de tu piel y le devuelves brillo natural. Pero es importante que elijas los limpiadores que tengan la fórmula mas adecuada para tu tipo de piel.

Normalmente te recomiendo que la doble limpieza la realicéis por la noche, es cuando más sucia tienes la piel, y por la mañana, con la segunda fase sería suficiente.

Paso 2

equilibrar el PH

Después de la limpieza es muy conveniente equilibrar el PH de la piel. Aunque es muy probable que las fórmulas de tus limpiadoras hayan sido pensadas para no desequilibrarlo mucho, siempre es mejor un empujoncito.

Puedes elegir un tónico, loción o bruma, específica para tu tipo de piel, y así preparar la piel para el siguiente paso. Ambos productos tienen la finalidad de restablecer el PH pero elige bien el mas adecuado para tu piel. Los tónicos son más estimulantes y las lociones mas calmantes, en general.

Cuando la piel está muy limpia y equilibrada, está muy receptiva al tratamiento. Y ese sería nuestro siguiente paso. Pero antes de dar ese paso, que para Trébol Organics es nuestro tercer Básico, te dejo un consejo…

Los tratamientos específicos, son ideales ahora, ya que tenemos la piel super receptiva. Por ejemplo, si te toca exfoliar, ahora es el momento! No olvides que cada vez que aclares un producto, como puede ser un exfoliante, debes equilibrar el PH de nuevo.

Algunos tipos de mascarillas faciales también son recomendables antes del tratamiento, como puede ser una mascarilla purificante, pero no todas, algunas al ser oclusivas, sería mejor aplicarlas después.

También es el momento idóneo para los Serums.

Paso 3

tratamientos

A continuación, aplícate el contorno de ojos, sin olvidarte que debe de ser diferente a tu hidratante facial, ya que la epidermis tiene un espesor menor que en el resto de la cara y cuello, y por eso la importancia de elegir el adecuado.

Además, como en todo el resto de productos, para conseguir un buen resultado, debes elegir los que más se ajusten a tus necesidades en cada momento.

Y por último la emulsión o crema hidratante.

¡Atención! Si has decidido aplicarte un aceite, y es muy denso, sería interesante que lo hagas un par de minutos después de tu hidratante, para no entorpecer su penetración, o como te comentaba antes, este sería el momento para aplicar una mascarilla cremosa.

Paso 4

protección solar

Paso SÚ-PER esencial si estás muy concienciada en cuidar tu piel y tu salud, sin duda, es el mejor producto anti-envejecimiento.

Seguramente estés acostumbrado a asociar la protección solar con el verano, el calor o solamente con la playa o piscina. Permíteme que te corrija, es un error. Debes aplicarte protección solar durante todo el año y varias veces al día.

La exposición excesiva a los rayos de sol es la principal causa del deterioro de la piel.

Hoy en día puedes encontrar texturas cremosas y ligeras de fácil absorción. Así que por el bien de tu piel y de tu salud, asegúrate de que llevas siempre contigo y que las aplicas frecuentemente. Atención al PAO (Period after opening), que te indica cuanto tiempo es efectivo el producto después de haberlo abierto.

Intenta que tus solares sean de filtros físicos (minerales) siempre sin nanopartículas. 

Únete a la comunidad de Trébol Organics y recibe un 10% de descuento en tu primera compra